http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.1gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.2gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.3gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.4gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.5gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.6gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.7gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.8gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.9gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.10gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.11gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.12gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.13gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.14gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.15gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.16gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.17gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.18gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.19gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.20gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.21gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.22gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.23gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.24gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.25gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.26gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.27gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.28gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.29gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.30gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.31gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.32gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.33gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.34gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.35gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.36gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.37gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.38gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.39_INFORMATICA_feb.-13-172256-2018_Conflictgk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.40gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.41gk-is-92.jpglink
http://agustinashermanasdelamparo.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slideshowheader.42gk-is-92.jpglink
«
»
Loading…

Artículos

Frases del Padre Fundador

P. FUNDADOR 7word icono Versión Word

  • Que tengan todas un solo corazón y una sola alma, que vivan todas de tu espíritu y ardan sus corazones en la fragua de tu amor.
  • Unid vuestros corazones, vivid en verdadera paz y no permitáis que se levante nunca la menor recriminación en ninguna de vosotras, ni mucho menos molestar con chismes o quejas.
  • Todas sois una misma cosa con Él, todas en Él debéis tener un mismo corazón, una misma voluntad.
  • Grande es el poder de la gracia que hace obrar tantos portentos a la caridad.
  • Haz que sepamos tener una caridad vigilante.
  • Haya fe viva, haya devoción verdadera, haya fervor ardiente y en breve tiempo habrá cambiado el aspecto de la Congregación; se buscará la gloria de Dios, se amará de veras a Dios, se obtendrá el espíritu de Dios.
  • Vuestra vocación debe despertar a tantas almas aletargadas en la indiferencia o que se resisten a los impulsos de la gracia con que Dios llama a la puerta de su corazón.
  • Aprended amadas hijas a mirar únicamente a Dios en todas las cosas, a respetaros y amaros tiernamente en Dios y por Dios, a cumplir fielmente vuestros cargos por Dios, a acatar y sostener la autoridad de Dios en todas las personas que la representen y así fácil será el mandar y mucho más el obedecer.
  • No habrá entre vosotras chismes que os dividan, envidias que os molesten, particularidades que os ofendan, ni discordias que os perturben; todas sois igualmente un reflejo vivo de vuestro esposo.
  • Ahora solo falta amadas hijas, que os penetréis bien del espíritu de las Constituciones y Reglas y rebosando en ardientes deseos de vuestra santificación, emprendáis con el mayor empeño su más estricta observancia, íntimamente convencidas de que solo con ella, podréis ser buenas religiosas, solo con ella seréis fieles a vuestra vocación, solo con ella llegaréis a ser santas.
  • La esperanza nos enseña a caminar con alegría, es uno de los ejes principales de nuestra vida, a veces es un manto que cubre una vida de entrega, sacrificio y generosidad.
  • Instruir a las niñas en todas las ramas del saber que sea posible.
  • La superiora ha de ser ejemplo de paciencia, delicadeza y comprensión entre las hermanas.
  • No debemos cejar hasta haber obtenido el más completo triunfo.
  • No habéis de desalentaros sino reparar los defectos cometidos, cobrar nuevo vigor y empeño y protegidas con el escudo de la fe, vencer intrépidas todas las dificultades que se os presenten, hasta adornaros con la investidura de Jesucristo.
  • Haya fe viva, haya devoción verdadera, haya fervor ardiente y en breve tiempo habrá cambiado el aspecto de la Congregación.
  • Para alcanzar la verdadera caridad, la fraternidad, la paz y concordia con todas las hermanas, necesario es mirarlas a todas como esposas de Cristo.
  • Esta es la verdadera ciencia del Espíritu, ser en todo espirituales.
  • Aprended, amadas hijas a mirar únicamente a Dios en todas las cosas.
  • Cerrad los ojos corporales, para que los del Espíritu vean claramente a Dios en todas las cosas.
  • Que tengan todas un solo corazón y una sola alma.
  • Que vivan todas de vuestro espíritu y ardan sus corazones en la fragua de vuestro amor.
  • Que tengan todas un solo corazón y una sola alma, que vivan todas de tu espíritu y ardan sus corazones en la fragua de tu amor.
  • Unid vuestros corazones, vivid en verdadera paz y no permitáis que se levante nunca la menor recriminación en ninguna de vosotras, ni mucho menos molestar con chismes o quejas.
  • Todas sois una misma cosa con Él, todas en Él debéis tener un mismo corazón, una misma voluntad.
  • Grande es el poder de la gracia que hace obrar tantos portentos a la caridad.
  • Haz que sepamos tener una caridad vigilante.
  • Haya fe viva, haya devoción verdadera, haya fervor ardiente y en breve tiempo habrá cambiado el aspecto de la Congregación; se buscará la gloria de Dios, se amará de veras a Dios, se obtendrá el espíritu de Dios.
  • Que vuestra vocación despierte a tantas almas aletargadas en la indiferencia o que se resisten a los impulsos de la gracia con que Dios llama a la puerta de su corazón.
  • Aprended amadas hijas a mirar únicamente a Dios en todas las cosas, a respetaros y amaros tiernamente en Dios y por Dios, a cumplir fielmente vuestros cargos por Dios, a acatar y sostener la autoridad de Dios en todas las personas que la representen y así fácil será el mandar y mucho más el obedecer.
  • No habrá entre vosotras chismes que os dividan, envidias que os molesten, particularidades que os ofendan, ni discordias que os perturben; todas sois igualmente un reflejo vivo de vuestro esposo.
  • Cerrad los ojos corporales para que los del espíritu vean claramente a Dios en todas las cosas, faciliten en todo la santa observancia y hagan reinar en vuestros corazones la paz de Dios.
  • Sed fieles a esta gracia del Señor.
  • Ahora solo falta amadas hijas, que os penetréis bien del espíritu de las Constituciones y Reglas y rebosando en ardientes deseos de vuestra santificación, emprendáis con el mayor empeño su más estricta observancia, íntimamente convencidas de que solo con ella, podréis ser buenas religiosas, solo con ella seréis fieles a vuestra vocación, solo con ella llegaréis a ser santas.
  • La esperanza nos enseña a caminar con alegría, es uno de los ejes principales de nuestra vida, a veces es un manto que cubre una vida de entrega, sacrificio y generosidad.
  • Instruir a las niñas en todas las ramas del saber que sea posible.
  • Esta es la verdadera ciencia del espíritu: ser en todo espirituales, alimentaros con los pensamientos, con las palabras y con las obras del espíritu, con la vida de fe.
  • Preparad a Dios vuestros corazones.
  • Dios ha puesto en vuestras manos: confesiones, comuniones, lecturas, pláticas y tantos otros ejercicios espirituales que son el alimento de vuestro espíritu.
  • Haya fe viva, haya devoción verdadera, haya fervor ardiente, y en breve tiempo habrá cambiado el aspecto de la Congregación: se buscará la gloria de Dios, se amará de veras a Dios, se obtendrá el espíritu de Dios.
  • ¡Ojalá escuche Dios nuestros clamores y atienda a nuestras súplicas!
  • Aprended, pues, amadas hijas, a mirar únicamente a Dios en todas las cosas, a respetaros y amaros tiernamente en Dios y por Dios.
  • ¡Quiera Dios concederos abundantes raudales de gracia.
  • ¡Que tengan todas un solo corazón y una sola alma! ¡Que vivan todas de vuestro espíritu y ardan sus corazones en la fragua de vuestro amor.
  • Sed fieles a esta gracia del Señor.
  • Cerrad los ojos corporales, para que los del Espíritu vean claramente a Dios en todas las cosas.
  • Que vivan todas de vuestro espíritu y ardan sus corazones en la fragua de vuestro amor.
  • Con mucha razón podéis felicitaros de que Dios os haya escogido entre millones de personas para elevaros a destino tan alto y tan envidiable.
  • Si oís la voz de Dios no endurezcáis vuestros corazones. No os hagáis el sordo al grito de Dios.
  • Soy y seré siempre vuestro Fundador, es decir vuestro Padre, que os comunicó el ser religioso, que rodeó vuestra cuna de cuidados paternales, que promovió vuestro desarrollo con sus desvelos y que ha sostenido siempre con todo género de sacrificios la Congregación, contra todos los contratiempos y contradicciones que se le han suscitado y en pro de la misma acaba de ofrecer hasta su último aliento la ayuda que sus fuerzas le permitan.
  • Los sacrificios que he hecho hasta ahora para el bien de la Congregación son suficiente garantía de que si en algo pudiese servir en su ayuda, a pesar de mi inutilidad, estaré siempre dispuesto para cualquier sacrificio hasta el último aliento el que procuró no escasearlos para su nacimiento y desarrollo.
  • Cual Padre inválido, que cuando otra cosa no puede retirado en un rincón de su casa, ruega con toda la eficacia de su corazón por el bien espiritual y material de sus hijas, así queda vuestro padre, que a todas os tiene escritas en su corazón, y confía que no siendo ajeno a vuestras oraciones y fieles vosotras a la práctica de las virtudes heroicas hemos de reunirnos un día formando coro en el cielo con la gran familia agustiniana que allí nos llama y espera.
  • No habéis de desalentaros, sino reparar los defectos cometidos, cobrar nuevo vigor y empeño y protegidas con el escudo de la fe, vencer intrépidas todas las dificultades que se os presenten.
  • Para alcanzar la verdadera caridad, la fraternidad, la paz y concordia con todas las hermanas, necesario es mirarlas a todas como esposas de Jesucristo.
  • Quiera Dios concederos abundantes raudales de gracia. Quiera Dios secundar mis ardientes deseos y vuestros heroicos esfuerzos para tejer vuestra corona inmortal.
  • Temblad cuando el enemigo os arrastre aunque sea con el pretexto de celo a la pasión de las quejas, pasión que todo lo invade y todo lo envenena; por ella se enfría la caridad, se perturba la paz, se destruye la unión.
  • No habrá entre vosotras chismes que os dividan, envidias que os molesten, particularidades que os ofendan ni discordias que os perturben.
  • Esta es la savia con la que debe nutrirse vuestro espíritu, esta la luz que debe guiar vuestros pasos.
  • Mirad a vuestras hermanas como familiares de la casa de Dios, como compañeras unidas en amoroso consorcio.
  • Todas sois reflejo de vuestro esposo, reflejo de humildad, reflejo de caridad, reflejo de paz y verdadera unión

Últimos eventos

Mié, 28/08/19, 19:00 -
Fiesta de San Agustín
Vie, 30/08/19, 09:00 -
Reunión del Consejo General

 

Próximamente en:buscoalgomas

 

Oración al P. Fundador

Español docx pdf

Inglés docx pdf

Italiano docx pdf

Francés docx pdf

Alemán docx pdf

Polaco docx pdf

Estudiantes docx pdf

Misiones 2016

logo

Historia de un sueño

vocacional